viernes, enero 16, 2009

Sin ti

Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo,
sin pedirle cuenta de sus pecados.
Y no soporto que sigan pasando los días sin verte. Porque no me preguntes por qué, pero empiezo a necesitarte. Y los días, sin tus abrazos, se quedan vacíos.

2 comentarios:

Aniña dijo...

pasaran rapido mujer venga animo!!!

besitos

reix dijo...

yo no soporto los días