domingo, enero 18, 2009

Cerca

Dios nos eligió en la persona de Cristo
antes de crear el mundo
Todavía me maravilla esa forma que tienes de mirarme, como si el resto del mundo no existiera. Y me sorprende cada día que entiendas las encrucijadas que se forman en mi mente, o que por lo menos las escuches e intentes entenderlas, porque todos sabemos que hay veces que ni yo me entiendo. Y me encanta sentir tus manos como una prologación de las mías, y tus brazos rodeándome y tus labios besando los míos. Y es que hay días en los que rozo la felicidad plena sólo porque estamos juntos llegando a ella.

2 comentarios:

MoN dijo...

:**************
Cuando encuentras a alguien que entiende tus cabezads cuando no las entiendes ni tu misma
es un pequeño tesoro que hay que mantener

un besito preciosa
:*

Aniña dijo...

que preciosidad

magnifico.