jueves, febrero 15, 2007

Todavía no acierto a comprender cómo es que he tardado tanto tiempo en desubrirte. Si pareciera que los hilos del destino se movieran para que nos conociéramos desde siempre. Si hasta nuestros caminos se cruzaban sin saberlo. Si yo creo que toda mi vida he esperado a encontrarte. Aunque tú no lo sepas.

2 comentarios:

nico dijo...

Si es que no tenemos ni idea de lo que pasará por haber perdido ese autobús, o por haber girado en ese esquina.

En cierta manera es parte de la gracia.

Pero tambien es parte de lo que hace estallar cabezas.

ollomol dijo...

si de fondo se descuelgan los acordes de quique
todo esto habrá valido la pena


beso enorme