jueves, febrero 22, 2007

Se hartó de decirles a todos que estaba bien. Que estaría bien. Y se lo decía a sí misma. Sabía que podía ser así. Pero también sabía que se mentía a sí misma. Le mentía a todos. Y le mentía a él. Pero también era verdad que ella, él y los demás sabían que del todo bien no iba a estar.

2 comentarios:

nico dijo...

otra de las cosas esas que nos dicen por todos los lados "pide ayuda"..."habla con la gente, blablabla"...

pero q no, q hay algunos q nos gusta ser cabezones y punto.

uno se acostumbra a mentirse a uno mismo.

ollomol dijo...

ami esa tipiña no m engaña
:p