sábado, mayo 07, 2011

Des-ilusiones y Revolver

A veces, no es del todo malo pasar por la vida sin demasiadas ilusiones. A veces, es mejor no esperar nada a cambio, y evitar la desilusión. Eso decía alguien que en su tiempo fue un buen amigo, y que estoy segura de que lo seguiría siendo si la vida no se empeñara en dar vueltas de campana con nuestros encuentros. Y no olvido además, todo lo que aprendí. Y sin embargo, siempre me repetía la misma lección que no supe aprender. Quizás porque siempre me resistí a dejar de tener ilusiones. Y sin embargo ahora, que la ilusión viene y va, se esconde, desaparece y casi nunca se deja ver, ahora, es ahora cuando siento que siempre tuvo razón. Me pasa últimamente con tus caricias. Que prefiero no tenerlas por falta de interés, que buscarlas y no encontrarlas. Así, quizás, si alguna vez decides volver a brindarme con alguna, el placer será infinito. Y los acordes de Revolver son los únicos que acompañan mis desganas.

1 comentario:

lacado dijo...

las intermitencias van a matarnos; menos mal que siempre quedará revolver para salvarnos :)